¿Te has dado cuenta que últimamente salen anuncios de gente que está viviendo y trabajando viajando y te dice que tú también puedes hacerlo?

Me gustaría proponerte un ejercicio muy sencillo. Te voy a pedir que recuerdes uno de esos anuncios que viste, muy probablemente en redes sociales, y que te hagas con algo donde apuntar respuestas a lo largo de la lectura de este artículo.
Vas a tener que reflexionar en lo que pensaste, lo que sentiste, lo que hiciste, y si dijiste algo en ese momento.

Y no tiene por qué ser lo mismo. Me explico;

Puede ser que pensaras “y quién no quiere eso”, que sintieras envidia, frustración, alegría, esperanza… que comentaras en voz alta con quien estuviera a tu lado “¡qué hartura de anuncios absurdos, colega!” y que te metieras en el anuncio para saber más.

Te voy a ir describiendo los hechos y haciendo las preguntas que apuntarás en ese papel. ¿Estás listo?

¡Vamos allá!

Ves el anuncio de una pareja que está viajando por el mundo y trabajando de forma digital. Te dicen que te apuntes a su webinar donde te van a explicar el método para conseguirlo, y que es el mismo que ellos mismos han seguido.

1. ¿Qué es lo primero que piensas?
Escríbelo en el papel, en un bloc de notas, o en una servilleta… pero escríbelo. No importa cual sea el pensamiento; positivo, negativo o neutro todo es bienvenido porque todo nos va a enseñar algo nuevo.

¿Ya está escrito? Vale, continuamos.

2. Y ese pensamiento, ¿a qué sentimientos te ha conducido? ¡No te olvides de escribirlo!

3. Ahora sigues con ese anuncio, ¿te suscribes?. Sea cual sea la respuesta, ¿por qué?

Y la última pregunta.

4. Si en este ejercicio de imaginación hay alguien contigo, ¿qué estás diciendo?.

.

.

.

¿Lo tenemos? ¡Bien!

Revisa las 4 respuestas y reflexiona en si son coherentes unas con otras. No te preocupes si no lo son, no es fácil ser consciente de ser coherente. Como todo, se necesita práctica, muchas horas de reflexiones variadas y cuestionarse absolutamente todo.
Estaría fenomenal, como ejercicio extra, que reflexionaras en cómo alinearlos todos (y si lo consigues espero leerlo en los comentarios de abajo).

El objetivo es hacerte ver las incoherencias de nuestro subconsciente. Como la mayoría de las personas vivimos en automático inconsciente, y “no tenemos tiempo” para pararnos a reflexionar sobre lo que pensamos (que es lo primero que hacemos al reaccionar), después lo que esos pensamientos nos están haciendo sentir, lo que decimos y lo que hacemos para… ¿agradar al de al lado?.

.

.

.

¿Que por qué he puesto “no tenemos tiempo” entre comillas? Porque el tiempo es el mismo cada día, hora, minuto y segundo para todo el mundo.

Entonces, ¿por qué decimos que “no tenemos” si es el mismo? ¡Fácil!

Priorizamos lo que “creemos” que es más importante (incluso ¡urgente!), excusando así lo que no queremos hacer por esa supuesta escasez de tiempo.

Porque, seamos claros, ¿”no tienes tiempo” o no quieres pararte a reflexionar y tener que reconocer que hay algo que no encaja?

No me malinterpretes, no te juzgo. Todo ser humano tenemos agujeros emocionales y dilemas existenciales de los que ocuparnos (y no pre-ocuparnos) pero nadie nos ha enseñado a hacerlo ¿verdad?.

Afortunadamente estamos viviendo una época de transición entre la Era industrial hacia la Era del conocimiento. Una época llena de cambios rápidos en la que internet está cobrando un protagonismo exponencial. En el siglo pasado, los conocimientos se transmitían por historias, por libros, asignaturas… y las enciclopedias eran nuestra fuente de conocimiento indispensable en cada casa. Había hasta negocio de eso. ¿A quién no le han llamado a la puerta vendiendo enciclopedias?

Ahora sólo nos hace falta desbloquear cualquier dispositivo móvil con la huella dactilar y buscar en Google lo que queramos saber, que de manera instantánea vamos a tener más información de la que somos capaces de absorber.

Da que pensar ¿no?

.

Si esto es así, ¿por qué seguimos educando a personas como en la era industrial?

¿«No tenemos tiempo» para evolucionar el sistema educativo? ¿Cuántas generaciones más estarán perdidas? 

¿Qué van a hacer dentro de 10 años los que hoy están teniendo examen del tema 3 de conocimiento del medio? ¿Quién les va a enseñar a gestionar sus emociones, a aprovechar sus talentos y definir sus valores? ¿Cómo van a enseñarles a ser?

¿Cuándo vamos a querer ser conscientes y coherentes con nuestra realidad?

Ya sabes que eres libre de compartir tus opiniones aquí abajo.

Te deseo una bonita reflexión.