Una mañana cualquiera en Rio de Janeiro

Calle de San Gonzalo, Rio de Janeiro Aprendí que en la vida, cuantas más cosas tienes, más esclavo eres.Un día hice una maleta con lo esencial, me desprendí de muchas cosas que creía necesarias y temía perder, y me lancé al mundo. Desde entonces no he conocido mayor...